ALUMINIO: ¿Qué tiene de bueno?

Hay muchas razones por las que el aluminio funciona tan bien para aplicaciones de construcción, fabricación y HVAC: flexibilidad y durabilidad.

Pero, ¿qué lo hace lo suficientemente liviano como para que un trabajador pueda desmontar y transportar una grúa pórtico de aluminio completa y, sin embargo, lo suficientemente fuerte como para que ese mismo pórtico levante hasta tres toneladas?

Aluminio. 

Es notable por su baja densidad y su capacidad natural para resistir la corrosión. También es relativamente suave, duradero, liviano, dúctil y maleable, con la capacidad de reflejar la luz visible e incluso conducir electricidad. Pero lo que lo hace tan útil para tantas industrias es que se mecaniza, moldea, estira y extruye fácilmente. Y, dependiendo de cómo se trate o se temple, la aleación de aluminio se puede utilizar para hacer cosas bastante increíbles.

Las aleaciones de aluminio se utilizan para diseñar millones de productos en todo el mundo debido a su alta relación resistencia / peso. Pero el metal de aluminio puro es demasiado blando para fabricar suministros y equipos industriales. 

La combinación adecuada de aleaciones (dos o más metales mezclados para cambiar las características del aluminio) y el temple específico dan como resultado un material que se puede utilizar para fabricar grúas ligeras con un impresionante potencial de elevación.

 

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir las novedades de nuestros productos y artículos de interés.

Te suscribiste con éxito al boletín. ¡Gracias!

Abrir el chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
(We speak English)
Call Now Button