Cuando escuche el término «operador de grúa», podría pensar en trabajadores que maniobran grandes grúas de construcción, grúas torre, grúas marinas y similares. Pero, el término «operador de grúa» en realidad se refiere a los trabajadores que controlan cualquier tipo de grúa, incluidas las grúas puente.

Operar cualquier tipo de grúa puede ser un trabajo peligroso, especialmente sin una formación eficaz. La experiencia práctica es una parte fundamental para convertirse en un operador de grúa calificado. Pero, según OSHA, la operación segura de la grúa requiere tanto conocimiento técnico como experiencia. Muchos operadores tienen años de experiencia controlando grúas en el trabajo. Puede que sepan lo que están haciendo, pero ¿saben por qué?

La operación segura de la grúa no solo requiere que los trabajadores sepan cómo operar el sistema; también les exige saber por qué. Según OSHA, un operador de grúa calificado sabe cómo operar el sistema y también ha demostrado un conocimiento técnico competente y habilidades operativas seguras. Si bien la mayoría de los operadores de grúas nunca han recibido capacitación formal, muchos empleadores están comenzando a exigir a los trabajadores que completen programas seguros de certificación de operadores de grúas. Aunque OSHA ha establecido su propia definición de operador de grúa competente, no existe una sola tarjeta que le asegure saber cómo operar cada grúa.

Para los empleadores que intentan integrar un programa seguro de operación de grúas en su régimen de capacitación, hay dos preguntas básicas que deben considerar. ¿La formación cubre la materia de conocimientos generales sobre grúas? Y, ¿es específico para una grúa y un modelo en particular? Si bien es importante considerar el tipo específico de grúa que usarán sus trabajadores, también es importante recordar que un buen programa requiere que los trabajadores estén capacitados de una manera técnica que sea relevante para todos los sistemas.

Aun así, la mayoría de los programas de certificación de operadores de grúas se enfocan en el conocimiento general de la grúa y la habilidad operativa por tipo de grúa, y los exámenes se basan en el tema que es relevante para todas las grúas de ese tipo, no en una marca o modelo específico. Por ejemplo, un programa de certificación de grúas aéreas se centrará en el conocimiento general de grúas y las habilidades operativas para todo tipo de grúas puente, no solo para grúas pórtico, grúas puente o grúas giratorias. Esto puede crear cierta confusión en el trabajo para los aprendices, pero OSHA ofrece este consejo: comprenda que sus gráficos pueden verse diferentes, pero debe mirar su tamaño / tipo de grúa y averiguar cómo aplicarlo a la conceptos descritos en su programa de certificación.

Además de los programas de certificación, hay otro componente importante que los empleadores deben considerar al evaluar las normas de seguridad de los operadores de grúas. ¿Qué es la operación de la grúa? OSHA lo define como controlar el balanceo del gancho y nada más. Realmente es así de simple. Un operador de grúa calificado solo necesita saber cómo hacer una cosa, operar la grúa. Muchos empleadores esperan que sus trabajadores sepan cómo montar y desmontar la grúa, cómo inspeccionar la grúa y cómo mantenerla. Todas estas cosas son una parte importante de la seguridad de la grúa, pero es imperativo conocer la distinción. Un inspector de grúas debe recibir una formación completamente diferente a la de un operador de grúa. Una persona puede aprender a ambos, pero recibir capacitación como operador de grúa no lo califica para inspeccionar, mantener o incluso ensamblar / instalar un sistema.

¿QUÉ CALIFICA A UN INSPECTOR DE GRÚAS?

Contratar a una persona competente para que inspeccione su grúa es esencial para la seguridad de sus trabajadores y la longevidad de su sistema. OSHA define un inspector de grúas competente como: alguien que es capaz de identificar los peligros existentes y predecibles en el entorno o las condiciones de trabajo que son insalubres, peligrosas o peligrosas para los empleados, y que tiene autorización para tomar medidas correctivas inmediatas para eliminarlos. Según el American National Standards Institute (ANSI), un inspector de grúas calificado debe recibir capacitación formal en las áreas de: códigos de seguridad y diseño relacionados con las grúas; códigos y regulaciones federales, estatales y locales; prácticas operativas seguras de grúas; redacción y documentación de informes; y habilidades comunicativas. Además, un inspector debería recibir formación formal adicional cada dos años.

Desafortunadamente, muchos trabajadores cometen el error de asumir que su operador de grúa también está calificado para inspeccionar sus grúas. Esto podría ser un error mortal. Lo que califica a un operador de grúa es algo completamente diferente de lo que califica a un inspector de grúas. Asegúrese de que cada persona que tenga la tarea de cualquiera de estos trabajos esté calificada en esa competencia respectiva. Además, es importante conocer las normas impuestas por las leyes estatales y federales, y qué estados hacen cumplir un plan estatal aprobado por OSHA para su industria. Es responsabilidad del propietario / usuario instalar, inspeccionar, probar, mantener y operar una grúa o equipo de elevación asociado de acuerdo con las normas de seguridad ANSI aplicables, las regulaciones de OSHA y las regulaciones y leyes locales.

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete a nuestro boletín

Suscríbete para recibir las novedades de nuestros productos y artículos de interés.

Te suscribiste con éxito al boletín. ¡Gracias!

Abrir el chat
💬 ¿Necesitas ayuda?
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?
(We speak English)
Call Now Button